dalesolucionatuvida
  YO SOY EL QUE YO SOY
 
El hombre siempre se ha preocupado por encontrar los grandes tesoros materiales, el dinero, las propiedades, las cosas que lo llenan de gusto; pero solo en lo material, y nunca se preocupa por encontrarse así mismo…a menos de que le suceda una calamidad o desgracia que lo lleve a reflexionar por unos instantes sobre sí. Es este el punto de partida para mi artículo. Cuando nos detenemos por unos momentos y hacemos un análisis de nuestra vida, vemos lo que ha sido hasta hoy, es ahí donde damos el primer paso para encontrarnos de frente con nuestro verdadero YO. Muchas personas solo lo ven de pasada no se detienen a conocerlo, pero las personas que se detienen a conocerlo van a tener el mejor de los encuentros; van a ver directamente a Dios en cada uno, dentro de sí mismo. Ese páramo en el desierto, esa luciérnaga en la oscuridad, esa alegría que nos lleva a reflexionar ese “YO SOY”, nos permite por unos instantes quitar nuestra atención de lo que estamos viviendo, y darnos cuenta que estamos en un mundo irreal, podemos llegar a ver verdaderamente el universo real que soñamos que siempre hemos anhelado, “un paraíso real”. YO SOY mi verdadera identidad, y si busco ese lugar secreto en mi, veré las revelaciones de mi verdadero Dios. La mayoría de personas sentimos temor de perder los bienes materiales y este a su vez no nos deja disfrutar lo que tenemos y mucho menos encontrar lo que queremos y soñamos. Solamente después de nuestro encuentro íntimo lograremos apreciar en su verdadera dimensión el mundo en que nos manifestamos. Cuando decidamos dejar de sufrir y comprendamos que ese YO SOY es la manifestación de Dios en nuestra humanidad, comprenderemos que El es en nosotros como nosotros lo somos en El. Empezaremos a entender lo que manifiesta nuestro amado Jesús: “Somos hechos a imagen y semejanza de Dios”. Es ahí donde podremos mirar como una flor nos revela su belleza, como los pájaros viven teniendo alimento y nunca les falta nada, como cualquier insecto puede mostrarnos el tipo de vida que lleva teniéndolo todo; solo ahí podemos ver y apreciar la vida que Dios creó para nosotros. YO SOY en Dios como El es en mí. Cuando nos cansamos de buscar afuera lo que siempre hemos llevado por dentro, cuando desesperados comprendamos que no hay gozo en lo material, cuando al fin comprendamos que en todas nuestras búsquedas lo único que deseábamos es solo contactarnos con Dios, cuando despertemos del pesado sueño material, solo entonces sabremos y comprenderemos que ese YO SOY es la vida, la luz y la verdad, sentiremos el amor de Dios que habita en nosotros, como cada uno de nosotros habita en El. Podremos ver a nuestro creador y darnos cuenta que nos hizo a imagen y semejanza suya, veremos que El comparte todos sus atributos con cada uno de nosotros y cada uno de nosotros somos su poderosa presencia, somos Dios en acción. Afortunadamente la ignorancia del hombre ha sido tan grande que hemos podido y podremos seguir apreciando las enseñanzas de un hombre llamado Jesús, el cual dejó estas plasmadas en un libro que solo el hombre convirtió en sagrado haciendo ver que lo que está escrito ahí proviene de un Dios que está en los Cielos, cuando en realidad no es así. Jesús vino precisamente a desenmascarar a todas esas elites religiosas, mostrando con hechos, acciones; cual es verdaderamente el sentido de la vida. Tanto así que El partió la historia de la humanidad en dos, y como dice por ahí un viejo y conocido refrán: “divide y vencerás”, El lo hizo, El nos muestra que cada uno de nosotros somos una parte de Dios. En Juan 10:30-39 leemos acerca de un conflicto entre Jesús y algunos de los judíos quienes le criticaban. El conflicto se debe a la declaración de Jesús, “Yo y el Padre uno somos” (versión Reina Valera aquí y por todo el artículo). Sus antagonistas entienden estas palabras como afirmación de deidad, lo cual explica su respuesta inmediata – agarran piedras para apedrear a muerte a Jesús por su pecado de blasfemia (vv. 31,33, vea Levítico 24:16). Jesús responde citándoles la Escritura de Salmo 82:6, “¿No está escrito en vuestra ley: yo dije, dioses sois?” Hoy día los mormones entienden estas palabras como apoyo para su doctrina que hay una pluralidad de dioses y que los seres humanos puedan progresar a “exaltación” o ser dioses, en la vida venidera. Esto se cumple a través de obediencia a los principios del evangelio y las ordenanzas (rituales) del templo mormón. En todo caso, las iglesias cualquiera que sean estas, no les conviene que el ser humano se alimente del conocimiento, mucho menos que exista la cooperación entre nosotros mismos, lo que permitiría a la gente volverse “autosuficiente” en el mejor de los casos, y arreglar un levantamiento en contra de estas en el peor de los casos. Somos parte de Dios y podemos tener autoridad y poder, pero siempre existirá esa fuerza superior que nos permitió conocer esta vida la cual llamamos y llamaremos por siempre Dios Miren, analicemos algo ese cuento de la creación es solamente un chiste simplista como dicen por ahí, profundicemos un poco mas; alguna vez se han preguntado ¿cómo se creó el primer ser humano? En un artículo pasado que escribí sobre la mujer, doy a entender que el primer ser humano creado en la tierra ha sido la mujer, esto es muy simple, es cuestión de aplicar un principio lógico y nos muestra que así es. Pero ahora la pregunta es más profunda y la respuesta debe ser muy clara. ¿Cómo vemos eso de la clonación hoy en día?, el ser humano, está creando de una manera científica o artificial por así decirlo a otros seres vivos incluyéndonos. Si vemos que la “ciencia” avanza tanto entonces ¿por qué no retrocedemos un poco y analizamos el punto de partida?...algunos se darán cuenta que no existe ese punto de partida, y si no existe un punto de partida tampoco existe un punto final. Con esto no quiero decir que yo sea el que tiene la verdad en sus manos, solamente veo, siento y creo en lo que mi instinto (lo que algunos llaman fe) me dice, sé que hay más de uno que se habrá preguntado toda esta serie de cosas, pero no ha sabido encontrar un camino que le muestre las cosas con claridad. Cada uno de nosotros provenimos de Dios Padre (el universo), estamos compuestos por una energía del universo es por eso que Jesús lo dice “YO Y EL PADRE UNO SOMOS”, esta energía es neutra, toda energía que proviene del universo es neutra, solamente se empieza a definir o a identificar cuando entra en combinación con la tierra (nuestra madre), es por eso que esta cuando empieza a dar sus frutos, o sea todos los seres vivos, se comienza una serie de distribución por así decirlo de los elementos que la conforman a esta energía; dichos elementos tienen otro tipo de energía que es la terrestre o sea la material, para nosotros sería la humana. Esta energía ya está compuesta por dos polos, todos los conocemos y sabemos muy bien cuáles son, el negativo y el positivo. Pero resulta que estos polos pueden ser alterados por un elemento que adquiere el ser humano cuando se mezcla la energía universal (alma o espíritu) con la material (humanidad)…todos sin excepción. Este elemento es conocido con el nombre de EGREGOR, el es el que se encarga de la modificación de los polos en cada ser humano, dejando así a unos mas temerosos o negativos que a otros, yo diría que es el que permite mostrar de lo espiritual a los términos científicos lo que llamamos “LIBRE ALBELDRIO”, me explico es la balanza universal, lo que permite que unos sean más buenos que otros, o que otros sean más malos que algunos. Son estos los causantes de muchas desgracias en nuestras vidas, se alimentan en cada instante y tal es el punto que pueden llegar a acabar con nuestra vida física en el caso de las personas que dudan, que son temerosas, miedosas, que no creen y se hunden en la ignorancia. Así que mis amigos yo solo transmito lo que la vida se ha encargado de enseñarme, es mi forma de ser filántropo, y solo el que vea que esto le sirve, pues aprovéchelo y compártalo, eso mismo hacia Jesús y por eso el siempre decía: “EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR OIGA”. Mis amigos espero como en todos los demás artículos publicados anteriormente, haber aportado a sus psiques un granito de luz, y quiero dar las gracias a aquellos amigos que me han estado felicitando y manifestando su admiración por estos escritos, ese es el mejor premio que pueda recibir, infinitas gracias a todos y como siempre me despido diciéndoles: “QUIERANSE MAS”
 
  Hoy habia 1 visitantes (3 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis