dalesolucionatuvida
  GENERADOR DE LA PROSPERIDAD
 

La ley del mentalismo nos dice que los pensamientos son energía creadora y que todo el universo es una creación de la suprema mente infinita, y el hombre al compartir esta mente crea su propio entorno o realidad por medio de sus pensamientos.

De acuerdo con la ley de afinidad o atracción, lo afín  atrae a lo afín.

Los iguales se atraen y el hombre es un virtual imán que atrae a lo que le presta atención.  Por eso se dice que nos convertimos en lo que pensamos y centramos nuestra atención.

Desde esta y otras leyes está compuesta la famosa llave de oro que nos permite lograr los objetivos, alcanzar nuestras metas y llegar al éxito.  Desde ella, decretamos, afirmamos lo que deseamos y negamos lo que no queremos para nosotros.  Si apoyamos este tratamiento con una visualización clara y precisa de lo que queremos, nos servirá de mucha ayuda.  Pero a todo estos surge la pregunta del millón!

Si estas leyes son reconocidas y muy famosas a nivel mundial prácticamente, y en diferentes círculos del conocimiento, entonces… ¿Por qué hay pocas personas en el mundo que logran atraer lo deseado y por el contrario, muchas otras atraen y plasman en su vida lo que temen y no desean?

La respuesta es tan antigua que la podemos ver en las sagradas escrituras; en los evangelios uno de los apóstoles confiesa:   Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, éste hago (romanos 7 vers 9), y podemos reforzarlo con otra frase que dice el mismo apóstol:   Porque lo que hago, no lo entiendo; porque no practico lo que quiero hacer, sino que lo que aborrezco, eso hago (romanos 7 vers 15).  En el libro de Job capitulo 3 vers 25 dice: Porque el temor que me espantaba me ha venido, y me ha acontecido lo que yo temía. 

Entonces podemos argumentar muchas cosas al respecto:

Las personas tienen más miedo que fe.

Se encuentran en deuda con la ley del karma, etc, etc.

A muchas personas les cuesta concentrarse y ser consecuentes y aplicados en la rutina auto impuesta por el tratamiento en cuestión. 

Por eso se dice que una de las diferencias más importantes que existe entre el maestro y el discípulo es que el maestro practica el conocimiento constantemente y el discípulo solo “piensa” en hacerlo y se queda en el intento.

A la falta de voluntad y concentración se le suma lo difícil que resulta la visualización clara y precisa de la meta anhelada.

Algunas personas creen que necesitan “mucha fe”, otras piensan que al abrigar culpas y miedos no son merecedores de lo que desean.

Pero la cuestión en si es mucho más simple.

El generador de riquezas facilita enormemente la tarea de realizar los tratamientos adecuados para precipitar lo deseado.

Es hora de olvidar y borrar esas largas y tediosas sesiones dedicadas a decretar y visualizar lo deseado en donde borrosas imágenes iban y venían a su antojo y dejar atrás esos negativos recuerdos de los frustrados intentos que realizábamos para anular los pensamientos ajenos a nuestra tarea que sobre volaban nuestra cabeza una y otra vez como verdaderos satélites en orbitas erráticas.

Todo lo que está llegando a nuestras vidas es porque  lo estamos atrayendo, y lo atraemos hacia nosotros en virtud de nuestros deseos y las imágenes que mantenemos en nuestras mentes.

Porque creen que solo el 3% de la población mundial está ganando el 97% de todo el dinero que está siendo ganado?  Creen que es una casualidad?  Las casualidades no existen ni existe una ley de casualidad que explique su funcionamiento.

Pero si existe la ley de causa y efecto o causación.  Esta ley nos dice que a toda causa le sigue un efecto de la misma índole.

Todos podemos generar las causas que otorguen en nuestras vidas los efectos que precipiten las riquezas que deseamos.  Si centramos la atención en lo que deseamos, y creamos una disciplina y unos buenos hábitos para contra restar los auto sabotajes que generan el bloqueo mental producido por nuestro inconsciente de reproducir esos deseos en imágenes, podremos traer del mundo invisible a lo visible todo lo que queramos.

Mis amigos los dejo con esa pequeña píldora espero les empiece a hacer efecto y ojala que muy pronto sus vidas mejoren aun más de lo que llevan hasta el momento.

Recuerden hay riquezas de sobra para todos!

Como decía el gran maestro Jesús: “EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR OIGA”

Y yo me despido como siempre diciéndoles: “QUIERANCE MAS”

 


 

 



 
  Hoy habia 2 visitantes (5 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis